8 tips para cuidar tu casa en invierno

 

• En Tecno Fast sabemos que los días fríos y lluviosos traen distintos desafíos a las viviendas por lo que hemos preparado una completa guía de mantenimiento para tu hogar.

Todos los años al entrar al invierno es necesario hacer mantenimiento de distintas zonas de nuestro hogar. Es que, las bajas temperaturas y las lluvias pueden ser bastante problemáticas, e incluso catastróficas, si es que nuestra casa no se encuentra bien preparada.

Por lo mismo, en Tecno Fast hemos armado una completa guía y consejos para que tu casa esté en óptimas condiciones este invierno:

1. Chequea tus ventanas y puertas
Si ves que una ventana o puerta no cierra bien es necesario dar urgencia a ese arreglo, principalmente en estos meses. Tanto las ventanas como las puertas son los puntos más débiles de cualquier casa en lo que a aislamiento se refiere, por eso es importante que estén en perfectas condiciones.
Para ello, se aconseja impermeabilizar tanto las ventanas y puertas, además de cerrar los agujeros y sellar los espacios de ambos con masillas, un material de textura plástica similar a la arcilla que sirve para moldear y rellenar estas zonas.

También puedes utilizar espuma expansiva que rellena agujeros y espacios que con el paso del tiempo se han generado entre ventanas, puertas o rodapiés. Otra alternativa, es usar silicona, un producto muy versátil y eficiente a la hora de sellar los bordes de puertas y ventanas que tienen pequeñas filtraciones.

2. Revisa las tuberías
Las tuberías congeladas son otro de los problemas frecuentes en estos meses y que pueden provocar una emergencia inesperada. Esto sucede cuando el agua helada se expande y daña las tuberías. Por lo mismo, una de las principales recomendaciones es aislar las tuberías, principalmente aquellas alejadas de cualquier área sin calefacción, y desconectar la manguera exterior. Si están en zonas donde suele generarse hielo, se aconseja dejar que haya un pequeño goteo para evitar que se congele, o reviente la cañería.

En el caso de las mangueras del patio es necesario evitar que se congelen los restos de agua que quedan y que, al aumentar de volumen, genere algún tipo de daño.

3. Despeja las canaletas
Es probable que durante el otoño hayas quitado las hojas acumuladas en las canaletas, pero aún así, nunca es suficiente y siempre es necesario hacerlo varias veces en estos meses. Debes limpiar las canaletas para quitar el exceso de peso y de esa manera, cuando llueva no colapsen generando inundaciones u otro tipo de problema.

4. Limpia el aire acondicionado
Cuando no se usa por mucho tiempo el aire acondicionado es sumamente necesario limpiarlo o realizar algún tipo de mantenimiento. Este tipo de artefactos suelen acumular polvo además de bacterias, hongos, ácaros, y otras impurezas, que finalmente se transforman en contaminación intradomiciliaria perjudicial para la salud.

5. Revisa la calefacción
En estos meses una de las protagonistas de las casas suelen ser las estufas y las chimeneas para poder capear las bajas temperaturas. Es importante, revisar periódicamente este tipo de elementos para evitar cualquier problema y reducir al máximo las probabilidades de peligros en su funcionamiento o incendios.

6. Procura ventilar suficientemente tu hogar
Durante los meses de otoño e invierno, las paredes y vidrios pueden mojarse, especialmente por las mañanas y, con mayor frecuencia, en días de baja temperatura exterior.
La condensación puede generar daños importantes en tu casa, ya que mancha, suelta y en general daña las terminaciones de las viviendas. Además, permite la formación de zonas con hongos que pueden incluso ser dañinos para la salud, por lo mismo, es fundamental ventilar los espacios prioritariamente en los meses de invierno.

7. Guarda los muebles que están en el patio
Si bien se trata de un consejo que probablemente hayas escuchado, nunca está de más recordarlo. Para que los muebles de tu terraza o jardín no se deterioren por los efectos de la lluvia o bajas temperaturas es necesario guardarlos o protegerlos con algún forro o plástico. Si ya sufrieron algún tipo de daño, puedes usar agua con detergente y una manguera para limpiar los muebles de plástico, aluminio y hierro forjado, y en el caso de aquellos sillones o sillas de mimbre, puedes usar un cepillo o esponja húmeda para quitar las distintas manchas.

8. Limpia tu piscina

Si bien las piscinas necesitan mantención durante todo el año, estos meses es cuando más cuidados necesitan, o sino se corre el riesgo de tener problemas en los sistemas de filtración, además del diseño, pintura o estructura de la piscina.
Se recomienda comenzar con una limpieza que incluya las paredes y el piso para prevenir la formación de algas u hongos en tu piscina, también hay que revisar el sistema de filtración para que funcione de manera eficiente. Adicionalmente, utiliza cubiertas o mantas de piscina para mantener las hojas y otros materiales fuera de ella.